¿Pueden beber los líderes de la adoración?

por | Abr 26, 2021 | devocionales | 0 Comentarios

Si está bien o no consumir alcohol es uno de los temas más debatidos en la iglesia hoy en día. ¿Es la bebida un pecado? ¿Cuándo está bien o no está bien beber? ¿Acaso Jesús mismo no bebía alcohol?

Hay tantas preguntas y malentendidos en torno a este tema. Así que hoy vamos a profundizar en lo que la Biblia dice sobre la bebida, y específicamente si es algo que nosotros, como líderes de adoración, que estamos llamados a un estándar muy alto, podemos hacer.

«Beber» puede tener diferentes significados para diferentes personas. Para algunos, «beber» puede significar emborracharse un viernes por la noche con sus amigos, mientras que para otros puede significar un vaso ocasional de vino tinto con la cena.

Permítanme dejar claro desde el principio que Dios NO aprueba la embriaguez y vamos a utilizar la palabra «beber» para referirme a una forma responsable de consumo [Efesios 5:18]. Así que si estás buscando un artículo para justificar su comportamiento irresponsable, ha venido al lugar equivocado. Pero si estás buscando una respuesta, teológicamente sólida y altamente investigada a su pregunta, sigue leyendo.

¿Es el consumo de alcohol un pecado?

En primer lugar, ¿qué dice la Biblia sobre la bebida? El alcohol (sobre todo vino y algo de cerveza) se encuentra en toda la Biblia. Muchas veces incluso vemos a algunas personas muy conocidas bebiendo alcohol. (Jesús en Mateo 11:19, Mateo 11:18, Lucas 7:34, Melquisedec en Génesis 14:8 y muchos otros)

Pero en realidad no hay ningún versículo en la Biblia que diga que beber alcohol es un pecado. Algunas escrituras incluso celebran la bebida.

  • Eclesiastés 9.7 dice: «Id, comed el pan con alegría y bebed el vino con el corazón alegre, porque Dios ya ha aprobado lo que hacéis».
  • Salmos 104.14-15 dice: «Haces que crezca la hierba… y que el vino alegre el corazón del hombre»

Es casi como si Dios hubiera creado el vino como un regalo. Lo cual hizo literalmente una vez, cuando se convirtió en el «camarero» más genial del mundo para una boda en Caná [Juan 2:1-11].

Pero como tantas otras cosas que Dios nos ha dado, encontramos la manera de abusar de él. El dinero es un regalo, el sexo es un regalo, pero en nuestra falta de autocontrol, esas cosas se convirtieron en medios para un estilo de vida pecaminoso.

Esto no significa que sean innatamente malas. Las hicimos malas al no respetar las intenciones originales de Dios.

Nota rápida: si te preguntas si el vino que bebían en la Biblia era realmente alcohólico o si era sólo un poco de jugo de uva, lee Efesios 5:18 donde Pablo dice: «No os emborrachéis con el vino, que lleva al libertinaje. En cambio, llénate del Espíritu»

Para decirlo claramente, no puedes emborracharte con zumo de uva, por lo que tenía que ser vino de verdad, con alcohol. Siguiendo con el tema…

¿Cuándo se puede beber?

Mientras el mundo sigue sirviéndose a sí mismo, nuestra misión es servir a los demás. Si beber alcohol se interpone en nuestro ministerio de amar, servir y señalar a la gente la cruz, no vale la pena.

La pregunta de si está bien o no beber sólo puede ser respondida por ti. No conozco tus debilidades, tu iglesia, tus valores, tu historia familiar, y no creo que las convicciones sean las mismas para todas las personas. Sin embargo, creo que hay momentos en los que el consumo de alcohol puede tener un impacto negativo en la influencia que tienes como líder de adoración.

En primer lugar, si tú tienes un historial de abuso o adicción al alcohol, no bebas. ESPECIALMENTE si eres un líder de adoración, el diablo está al borde de tu asiento, esperando que tengas un desliz. Incluso si has estado sobrio durante mucho tiempo, podrías estar a sólo unas pocas malas decisiones de volver a caer en tu antiguo estilo de vida. Sólo tú y Dios saben lo que puedes y no puedes manejar, así que te animo a que, si tienes algún historial de abuso de sustancias, no permitas que nadie lo vuelva a introducir en tu vida.

Hay otras dos áreas en las que te animo a considerar la posibilidad de abstenerte del alcohol para fortalecer tu impacto en el Reino. La cultura y el entorno. Si beber ofende a la cultura, o si estás en el ambiente equivocado, no bebas.

Conozca la cultura

Si alguna vez has viajado al extranjero, sabrás que no todo se traduce de la misma manera. Levantar el pulgar en Oriente Medio o hacer el signo de la paz al revés en Inglaterra tienen significados completamente diferentes a los de Estados Unidos, por ejemplo.

Ser ignorante de la cultura de otra persona supone una suspensión automática de tu influencia.

Si asistes a una iglesia en la que la cultura desaconseja beber y no es bienvenida, entonces elegir beber es una ofensa grave. Perderás el respeto de su pastor, su equipo, su iglesia, y perderás la oportunidad de ministrar efectivamente.

Conozca el entorno

Nunca se sabe cuándo alguien puede estar observándote. Especialmente si eres un líder. A la gente le encanta cotillear. Sí, incluso a los cristianos. Algunas de las palabras más hirientes que he escuchado en mi vida vinieron de personas en las que confiaba en la iglesia.

Por alguna razón, resaltar los defectos y tergiversar la verdad sobre otra persona, satisface una profunda necesidad de validación personal. Es egoísta, y es un fertilizante que ha hecho crecer la maleza de las mentiras en tantas iglesias.

No puedes controlar lo que la gente dirá de ti, pero como líder, puedes ser cauteloso con el entorno en el que te encuentras y cómo se perciben tus acciones.

Permítanme ser realmente práctico aquí por un minuto y dar algunos consejos. No bebas en un lugar donde puedas encontrarte fácilmente con personas de tu iglesia. Sé que esto es imposible de controlar, pero ten en cuenta el restaurante en el que estás, la fiesta en la que estás, y las formas en que podría ser traducido por los miembros de la iglesia que no te conocen.

De nuevo, esto no es porque beber alcohol sea un pecado, es porque nuestro trabajo como líderes de adoración es llevar a la gente a la presencia de Dios. Al minimizar la oportunidad de que la gente engendre chismes, usted maximiza su influencia espiritual.

«Es necesario que él se haga cada vez más grande, y que yo me haga cada vez menos». Juan 3:30

¿Recuerdas cuando eras joven y pensabas que tu líder de adoración era básicamente el Jimi Hendrix de la música cristiana? Bueno, así es como los niños de tu iglesia te ven ahora. Ellos harían cualquier cosa para ser más como tú. Si eres un líder de alabanza, beber delante de ellos arruina su oportunidad de ser un mentor para ellos y apuntarles a JESÚS.

Sé que probablemente estás pensando que este es un ejemplo muy extremo para traer a colación, pero te sorprendería saber cuántos líderes de iglesias y pastores de jóvenes han metido la pata por querer ser un amigo en lugar de un padre.

Ser cauteloso con los lugares en los que bebes y con las personas con las que bebes no lo hace furtivo o incorrecto, sólo significa que estás siendo sabio.

¿Y si bebo?

Si decides beber o no beber es, en última instancia, entre tú y Dios. Puedes decidir por ti mismo, pero no puedes decidir por otra persona ni juzgar la elección de otra persona.

«Por lo tanto, no juzguemos más los unos a los otros, sino decidamos no poner nunca tropiezo ni obstáculo al hermano». Romanos 14:13

Te animo a que te mantengas enfocado en tu llamado como hijo de Dios y como líder en la iglesia [Mateo 28:19-20]. Aunque este tema es extremadamente relevante, nunca debe ser más importante o más popular que hablar de Jesús. Deja siempre que Él sea el centro de cada decisión que tomes y la última palabra para cada convicción que sientas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

discord música cristiana

Nuestro Whitepaper contiene en su interior todo lo que necesitas saber si quieres conocer este proyecto en profundidad y detalle. Recuerda que si tienes cualquier otra duda puedes contactar con nosotros por correo electrónico: info@1canticonuevo.com

Pin It on Pinterest

Share This