Las formas en que expresamos la adoración: De rodillas

por | Dic 29, 2020 | devocionales, grupos de alabanza, líderes | 0 Comentarios

La palabra de adoración de hoy es BARAK – Se pronuncia baw-rak’
Literalmente significa arrodillarse o inclinarse como un acto de bendición o adoración. Vemos esta palabra literal en toda la Escritura y en el contexto de la alabanza significa inclinarse en la adoración como un acto de alabanza.

Pero también vemos que significa bendecir de la misma manera que Dios «bendijo» a Adán y Eva, animándolos a ser fructíferos y a multiplicarse.

En el sentido de la alabanza, arrodillarse e inclinarse es una bendición para Dios. Lo vemos en Génesis 14 cuando el sirviente de Abraham encuentra a Rebeca (para ser la esposa de Isaac). Se inclina y adora al Señor. También vemos a los israelitas inclinarse ante ídolos y otros dioses a lo largo de su historia.

Usando algunas imágenes de palabras para pintar cómo se ve esto al entrar en la alabanza, podríamos encontrarnos pensando en una persona que se arrodilla o se inclina cuando alguien de gran importancia entra en la habitación. Como una señal externa de respeto y reverencia interna, uno se arrodillaría y se pondría «más bajo» que la persona que recibe la reverencia.

También podemos pensar en ello como humillarnos hasta la más baja estatura que podamos alcanzar. Inclinarse boca abajo al suelo en posición postrada como un acto de adoración es muy humillante.

En algunos casos vemos la palabra «bendecir» transliterada de Barak. Por ejemplo:

El Salmo 103 usa la frase «Bendice al Señor, oh alma mía y todo lo que está dentro de mí, bendice su santo nombre«. Eso está transliterado en un sentido muy literal, pero lo que podemos sacar de este «sabor» de alabanza es que no son sólo palabras. Bendecir al Señor con todo lo que hay dentro de nosotros puede consistir en humillarnos y centrarnos en Dios. Incluso podemos inclinarnos como un acto de «bendecir al Señor«.

En otras instancias podemos ver, la esencia de Barak traducida en los conceptos de inclinarse como en el Salmo 95:6. Dice: «Venid, adoremos y arrodillémonos: arrodillémonos ante el Señor nuestro creador«. Podemos ver literalmente el acto físico de inclinarse en la canción del salmista aquí.

En última instancia, en la adoración, al arrodillarnos e inclinarnos ante Dios estamos reconociendo externamente la grandeza de Dios con una acción física. Como adoradores que también son líderes de la adoración, es importante liderar este acto de adoración también.

¿Recuerdas la última vez que te inclinaste ante Dios en la adoración? ¿Fue cómodo? ¿Te parece bien humillarte ante Dios en tus momentos de adoración personal e incluso comunitaria?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

discord música cristiana

Nuestro Whitepaper contiene en su interior todo lo que necesitas saber si quieres conocer este proyecto en profundidad y detalle. Recuerda que si tienes cualquier otra duda puedes contactar con nosotros por correo electrónico: info@1canticonuevo.com

Pin It on Pinterest

Share This