La mala comunicación puede destruir un buen grupo de alabanza

por | Mar 17, 2021 | consejos, grupos de alabanza, líderes | 1 Comentario

A lo largo del mundo hay muchísimas iglesias con muchos miembros que asisten cada semana a adorar a Dios. Lamentablemente, se pueden ver a muchas personas abandonar esas iglesias. Cuando escucho las historias, encuentro un denominador común: la mala comunicación.

Algunas de las historias tienen que ver con una ruptura específica, pero muchas también parecen ser una larga línea de fracturas que conducen a una ruptura total. En muchos casos, me parece que todos los problemas se habrían resuelto si una persona se dirigiera a la otra y le dijera unas simples palabras de cariño. En cambio, no hay ninguna comunicación, o se hace de manera indiferente.

Este artículo no es de ninguna manera una herramienta para que las personas heridas/ofendidas validen su falta de amor hacia la iglesia y/o abandonen su iglesia. La gente no deja la iglesia, deja a la gente. Pero, no puedes amar a Dios si no amas a la gente (la iglesia), y amar a la gente significa poner la otra mejilla.

Estamos hablando hoy para arrojar luz sobre cómo todos en la iglesia pueden participar en la creación de una familia más sana. Hay un equilibrio que necesitamos en la iglesia donde cada persona sirve humildemente a los demás sin quejarse, pero está dispuesta a comunicarse más eficazmente cuando es necesario.

La comunicación es esencial.

Creo que uno de los signos más significativos de madurez es que alguien pueda comunicarse bien ante situaciones difíciles. Es la base de cualquier buena relación: matrimonio, amistad, trabajo, etc.

Sin ella, la gente se queda sin saber qué hacer, y el enemigo aprovecha la oportunidad para generar descontento, amargura, chismes y autocrítica. Una visión ambigua por parte del liderazgo sólo hace que disminuya el compromiso de la congregación.

Si quiere un equipo que marche apasionadamente en la dirección que el Espíritu está guiando a su iglesia, tiene que comunicarse.

La comunicación no es fácil, pero merece la pena.

Muchas personas toman el camino más fácil al no comunicar nada. Con todo respeto, tener que dar noticias difíciles y ante decisiones complicadas es incómodo.

Si eres un pastor de alabanza que necesita informar a alguien que no entró en el equipo (o que simplemente no es apto) probablemente no va a ser una conversación divertida. He escuchado de líderes que simplemente dejan de llamar para los ensayos a una persona sin una conversación. Por favor, no seas esa persona. Preocúpate por el ambiente que estás creando y haz lo mejor, aunque sea difícil.

Por otro lado, ser fantasma no se siente bien, pero no vivimos por nuestros sentimientos, ¿verdad? Dios nos llama a servir y amar siempre, sin importar lo que nos pase.

Pero, ¿qué hay que hacer cuando la gente no se comunica bien?

Responder bien

Reduce la velocidad: Si te sientes apurado para actuar, obtener respuestas, llamar a alguien, o lo que sea, probablemente debas tomar un calmante. Si te comunicas por emoción y no por la paz de Dios, lo más probable es que no termine bien.

No cotillees: En cuanto alguien no se comunica o no nos trata bien, muchas veces buscamos asegurarnos de que otros a nuestro alrededor lo sepan, validar nuestros sentimientos o consolarnos en lo desconocido. A veces queremos que la gente sepa lo mal que está la otra persona y se sienta mal por nosotros. Debemos luchar contra esto a toda costa.

Asumir lo mejor: Queremos respuestas para rellenar el espacio en blanco dejado en el rastro de la falta de comunicación. Esto suele acabar en la forma de imaginar el peor escenario posible. La mayoría de las veces, he comprobado que el razonamiento al que acudimos está muy lejos de la verdad. Por el bien de nuestro corazón, aprende a asumir lo mejor sobre los motivos de las personas.

Deja que el Espíritu Santo te guíe: Dios sólo te permitirá confrontar a alguien si esto beneficia al Reino (AKA – más que a ti mismo). La confrontación nunca debe ser una sesión de «desahogo». El Espíritu Santo debe ser tu mentor y guiarte siempre en la paz si tienes que hablar con alguien sobre el conflicto.

Comunícalo en amor: Si el Espíritu Santo te da paz para abordar los problemas, hazlo viendo a la otra persona de la mejor manera posible. Si te comunicas por reivindicación no eres mejor que la persona que no te trató de la mejor manera.

Un último punto a tener en cuenta: aunque tu comunicación sea la mejor posible, la gente no siempre responderá bien.

Si das una retroalimentación cariñosa y útil para que el equipo de alabanza mejore, las personas inseguras aún pueden ofenderse. Sin embargo, esto no debe impedirnos comunicarnos si estamos caminando en línea con el Espíritu Santo. Lo más probable es que sea mejor errar en el lado de la sobrecomunicación que en el de la subcomunicación.

1 Comentario
  1. Nanette Torres

    Que hacemos cuando el líder de Alabanza no tiene ningún conocimiento de música y se pasa criticando el desempeño de quienes si lo tienen y pertenecen al grupo?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

discord música cristiana

Nuestro Whitepaper contiene en su interior todo lo que necesitas saber si quieres conocer este proyecto en profundidad y detalle. Recuerda que si tienes cualquier otra duda puedes contactar con nosotros por correo electrónico: info@1canticonuevo.com

Pin It on Pinterest

Share This