8 cualidades que debe poseer nuestro culto

por | Abr 21, 2021 | devocionales | 0 Comentarios

¿Con qué frecuencia nos detenemos a pensar en cómo es realmente el Cielo? Probablemente no lo suficiente, ya que es más importante de lo que solemos pensar. En el padre nuestro, Jesús nos manda rezar «…venga tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo».

Si no sabemos cómo es la cultura en el Cielo, ¿cómo podemos pedir una tierra que se le parezca? ¿Cómo es la iglesia en el Cielo? ¿Cómo es nuestra cultura musical y creativa en el Cielo? Echemos un vistazo.

¿Qué es la Cultura del Reino?

Muchos de los artículos de este blog surgen simplemente de preguntas que se hacen las personas o con las que personas están lidiando en sus propia vida. En este caso, la pregunta es: «¿Cómo es la mañana del domingo en el Cielo?» y «¿Cómo es el negocio de la música y la composición de canciones en el Cielo?».

Probablemente no hay servicios de domingo por la mañana o un negocio de la música en el Cielo, pero me gusta el pensamiento que examina cómo sería para nosotros reflejar con precisión lo que está sucediendo en el culto del Cielo. Creo que para ello tenemos que fijarnos más en las características culturales que Dios nos ha mostrado. He aquí algunas de ellas:

Amor

La cultura del cielo se muestra con mayor precisión al observar la vida y las acciones de Jesús. Se juntó con los pecadores. Puso la otra mejilla contra sus enemigos. Vivió una vida de amor y gracia a los que no lo merecían. Este es el núcleo del Evangelio.

Cuando adoramos y creamos, debe ser desde un lugar de preguntar qué dirección beneficia a otras personas, dentro y fuera de la iglesia.

Sanidad

La mayor parte del ministerio de Jesús consistió en curar a los enfermos en todos los lugares a los que iba. En el Cielo no hay enfermedad ni muerte, sólo vida.

Lo que producimos debe dar vida a los demás.

«Y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni clamor, ni habrá más dolor, porque las primeras cosas pasaron». Apocalipsis 21:4

Comunidad

Dios es todo relación. Murió en la cruz para que estuviéramos en comunión con él. Creó a la mujer para que el hombre pudiera tener una ayudante.

Nuestro culto y nuestra creatividad deben invitar a la iglesia a personas de todas las procedencias y grupos demográficos y ayudar a la gente a sentirse aceptada.

Poder

Dios nos amó tanto que quiso hacer un hogar dentro de nosotros. Yo diría que eso es muy bueno. Romanos 8:11 dice que el mismo Espíritu que tuvo el poder de resucitar a Jesús vive dentro de nosotros y nos da vida.

Nuestra adoración y creatividad tiene el potencial de llevar el poder que cambia vidas.

«…porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio». 2 Timoteo 1:7

Exploración y singularidad

La Biblia habla mucho de avanzar, de correr una carrera, de mirar lo que está por delante, de hacer nuevas creaciones, etc. Cuando Dios crea algo, hace algo único («…Porque he sido hecho de manera temible y maravillosa«). La palabra original para «maravillosa» (palah) significa «distinto» y «apartado». Él no te hizo como una copia de otra persona y no quiere que vivas como una copia de otra persona.

Nuestro culto y nuestra creatividad no deben ser copias de otras obras, sino expresiones únicas que se distinguen.

La edificación y lo profético

Las palabras que vienen del cielo dan vida. Dios habló al mundo para que existiera. Lo profético es también un elemento de innegable importancia en la Biblia. 1 Corintios 14 nos instruye a profetizar para animar y edificar la iglesia.

Nuestro culto y nuestra creatividad deben ser de naturaleza profética, tirando del futuro y animando al mundo

«No salga de vuestra boca ninguna palabra corrompida, sino sólo la que sea buena para la edificación, según la ocasión, a fin de dar gracia a los que oyen». Efesios 4:29

Simplicidad y Complejidad / Minimalismo y Abundancia

La fe infantil, la fe tan pequeña como un grano de mostaza, el YO SOY y las respuestas de Jesús a los fariseos son sólo algunos ejemplos de lo sencillo y mínimo que puede ser Dios. Al mismo tiempo, la construcción del tabernáculo y el templo, la Trinidad, la creación del mundo por parte de Dios en Génesis 1, los misterios del Apocalipsis y toda la Biblia en su conjunto, muestran que Dios es profundamente complejo y pone mucho empeño en los detalles.

Nuestro culto y creatividad deben explorar ambos extremos del espectro.

Excelencia

La excelencia puede definirse como la cualidad de ser excepcional o extremadamente bueno. El Reino se distingue. Es lo mejor de lo mejor. Es tan bueno que, cuando la gente se encuentra con él, les llama la atención porque es superior.

Nuestro culto y nuestra creatividad deben ser extraordinarios y lo mejor que podamos dar, no sólo «buenos para el cristianismo» sino excelentes para el mundo.

«Si hay algo excelente, si hay algo digno de alabanza, piensa en estas cosas». Filipenses 4:8.

Estos son sólo algunos pensamientos sobre cómo podemos examinar nuestra perspectiva de lo que puede abarcar la adoración. El cielo y Dios mismo son mucho más grandes de lo que podemos imaginar, y eso debería entusiasmarnos. No se trata de poner cajas más definidas alrededor de nuestra adoración, sino de explorar nuevos territorios y luchar por un mayor avance. Traigamos el cielo a la tierra.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

discord música cristiana

Nuestro Whitepaper contiene en su interior todo lo que necesitas saber si quieres conocer este proyecto en profundidad y detalle. Recuerda que si tienes cualquier otra duda puedes contactar con nosotros por correo electrónico: info@1canticonuevo.com

Pin It on Pinterest

Share This