8 consejos para mejorar la dinámica de su equipo de alabanza

por | Mar 5, 2021 | consejos, grupos de alabanza, músicos | 1 Comentario

Hay muy pocas cosas que sean mejores para una banda de alabanza que cuando los músicos tocan en la misma página y se compenetran completamente. Es lo que separa a una gran banda del resto. Muchos de nosotros hemos experimentado esos momentos en los que tocar con otros se siente sin esfuerzo. Es casi como una conexión espiritual en la que tus tendencias musicales se complementan perfectamente.

La mayoría de nosotros también hemos experimentado esos momentos de frustración en los que nos pisamos los pies unos a otros durante todo el set. Es más una prueba espiritual que otra cosa.

Entonces, ¿cómo podemos servir bien a los demás mejorando la dinámica de nuestra banda? Sigue leyendo para conocer 8 maneras en las que tú y tu equipo de alabanza pueden construir confianza y sonar mejor el domingo.

Es demasiado fácil quedar envueltos en nuestros propios mundos en el escenario. Nos concentramos tanto en nuestras propias partes, o en nuestro nuevo pedal de delay que nos olvidamos de la música que está ocurriendo a nuestro alrededor. Todos somos culpables de ello. Muchos lo hacemos con buena intención. Simplemente queremos actuar bien.

Pero aquí está la clave: tú, personalmente, sonarás mejor si toda tu banda suena bien, y eso sólo ocurre escuchándoles.

Desarrollar un oído para el contexto es una habilidad que se aprende. Al principio, puede que te cueste más trabajo darte cuenta de los detalles de los demás, pero con el tiempo se convierte en algo natural. Esto es especialmente cierto si has tocado con la misma gente durante un tiempo.

Dicho todo esto, vamos a profundizar en algunos consejos sobre cómo puedes trabajar mejor con tus compañeros de banda sin importar la situación.

DINÁMICA GRUPO DE ALABANZA

Desarrolla una buena mezcla de monitores

Este es el primer paso crucial. Si no puedes escuchar lo que tus compañeros de banda están haciendo, entonces va a ser difícil estar ajustado sin importar qué.

No todo el mundo tiene acceso a configuraciones profesionales en el oído donde las cosas son más claras, por lo que mantener un ojo en los demás puede ayudar. Observar la mano derecha de un teclista para ver cómo tocan (esperemos que no demasiado…) o dónde está el otro guitarrista en el mástil pueden ser referencias útiles.

Establezca los roles de la guitarra rítmica y principal si es necesario

En la mayoría de las situaciones de la banda, decidir quién llevará el ritmo y quién la voz principal en cada canción será de gran ayuda. Esto evitará que se produzcan momentos incómodos desde el punto de vista social y musical. Si quieres decidir los roles para todo el set, hazlo, pero eso no siempre es divertido para todos.

Creo que un error común aquí es que si alguien está tocando «lead» entonces no puede tocar acordes y si está tocando «rhythm» entonces no puede tocar melodías. La realidad es que cada canción y situación de la banda es diferente. Las guitarras rítmicas duplicadas suenan muy bien y a veces las partes principales duplicadas también. Todo depende del contexto de la canción, en qué parte de la canción está ocurriendo, y si estás usando pistas.

Diré que, en caso de duda, hay que tocar un ritmo grande.

Es mucho mejor rellenar la «carne» (los medios) del espacio sonoro que el espectro superior. Las voces llevan la mayor parte de la melodía y las frecuencias más altas. Rellenar el rango medio con acordes debería ser la respuesta por defecto de un guitarrista y hará que la energía sea más completa. Todo esto está relacionado con el siguiente punto más amplio…ç

Saber quién lleva la voz cantante melódicamente

Esto se aplica a todo el mundo en el escenario. Siempre trato de ser consciente de qué melodías están sucediendo en un momento dado. Tocar melodías contradictorias es una forma fácil de sonar caótico. Cuando escribo partes de guitarra, me fijo en lo que hacen las voces y las teclas, y juego alrededor de ellas o las apoyo con notas complementarias.

Sin embargo, hay ocasiones en que no se produce el caos, sino la armonía. Un músico explicaba: «En una canción reciente que estábamos ensayando, nuestro teclista y yo empezamos a tocar dos melodías diferentes en el puente. Al principio, pensamos que nos estábamos pisando mutuamente y que uno de los dos tendría que cambiar. Sin embargo, después de revisar la grabación descubrimos que se complementaban bien porque creaban una bonita llamada y respuesta.» El contexto es la clave.

Practicar de antemano

Cuanto más ensayado llegues a la iglesia, menos tendrás que concentrarte en lo que estás tocando. Esto, por supuesto, hace que sea mucho más fácil prestar atención a lo que el resto de la banda está haciendo y a lo que el Espíritu Santo está haciendo en la sala.

Nada más que decir aquí.

Observa al líder

Si vienes de una iglesia más bien estructurada, esto puede no aplicarse tanto, pero si tu líder tiende a fluir, observar sus señales es muy útil.

Los percusionistas en The Belonging observan a los líderes como un halcón – buscando cualquier señal que pueda implicar un cambio de dirección. Si eres un líder que está leyendo esto, es una gran idea establecer cuáles son esas señales exactamente para que todos estén en la misma página.

Elegir un equipo complementario

Esto no es necesario en absoluto, pero si sé que ciertos guitarristas están preparados cuando yo aún no lo estoy, así que puedo elegir una guitarra que complemente y se diferencie de su sonido.

Por ejemplo, si tienden a ser muy brillantes o chillones, puedo llevar mi ES-355, que es bastante redonda y oscura. Muchos de los chicos de la iglesia llevan Strats, así que en este momento casi nunca llevo la mía.

Enclavamiento con la batería

Creo que un buen músico principal es un buen músico rítmico. Si no puedes establecerte en un ritmo o hacer surcos únicos, no sonarás muy sólido.

Me parece que muchos guitarristas tienden a tocar bastante recto en lugar de rítmicamente. Un buen consejo es prestar atención al bombo como lo haría un bajista. Me gusta hacer que mis patrones de rasgueo sigan lo que hace el batería. Ahora es casi una segunda naturaleza para mí. Sin embargo, esto depende del baterista.

Servir siempre a los demás

Cristo establece el principio más importante: servir. Siempre trata de complementar en lugar de destacar. Sométete a los demás músicos y a tus líderes antes de poner tu ego en primer plano. Se trata de ayudar a la gente a conectar con Dios y eso se consigue trabajando en equipo.

¿Qué te ayuda a ti y a tu equipo de alabanza a lograr una fuerte dinámica de banda? Háznoslo saber en los comentarios a continuación.

1 Comentario
  1. Isaac rubio

    quiero mas informacion gracias,un saludo bendiciones

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

discord música cristiana

Nuestro Whitepaper contiene en su interior todo lo que necesitas saber si quieres conocer este proyecto en profundidad y detalle. Recuerda que si tienes cualquier otra duda puedes contactar con nosotros por correo electrónico: info@1canticonuevo.com

Pin It on Pinterest

Share This